Hiperplasia Benigna de Próstata ( HBP )

  • Definición

    La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) es el agrandamiento de la próstata. La próstata es una glándula que rodea la uretra (tubo que lleva la orina de la vejiga al exterior del organismo). Cuando la próstata se agranda, puede comprimir o bloquear parcialmente la uretra. La HBP aparece en la mayoría de hombres a medida que se hacen mayores. Casi la mitad de los hombres de más de 75 años padecen síntomas.

    La HBP causa los siguientes problemas:

    • Dificultades para comenzar a orinar
    • Necesidad frecuente de orinar
    • Chorro urinario débil
    • Sensación de que no se ha vaciado la vejiga
  • Síntomas

    Muchos hombres con HBP no presentan síntomas y cuando los presentan suelen ser leves. Los síntomas pueden empeorar en climas fríos, cuando se toman ciertos medicamentos o en épocas de estrés físico y emocional.

    Los síntomas reflejan problemas de vaciado o de almacenamiento en la vejiga.

    Los síntomas relacionados con el vaciado de la vejiga son:

    • Dificultades para comenzar a orinar
    • Chorro urinario débil
    • Goteo tras la micción
    • La sensación de que no se ha vaciado la vejiga
    • Micción frecuente
    • Dolor al orinar

    Los síntomas relacionados con el almacenamiento de orina en la vejiga son:

    • Despertarse por la noche para orinar
    • Micción frecuente
    • Una necesidad repentina e incontrolable de orinar
  • Causas

    La HBP forma parte del proceso de envejecimiento normal del hombre. Suele deberse a alteraciones del equilibrio hormonal, aunque también tiene un componente genético.

  • Factores de Riesgo

    Los hombres de más de 50 años tienen mayor riesgo de padecer HPB. Si existen antecedentes familiares de HBP, puede ser mayor la necesidad de tratamiento.

  • Prepararse para la cita

    Llame a un médico inmediatamente si tiene los siguientes síntomas:

    • Es totalmente incapaz de orinar
    • La micción es dolorosa y tiene fiebre por encima de 38 °C (100,4 °F), escalofríos o dolores corporales
    • Tiene dolores en la zona lumbar que no están relacionados con una lesión traumatológica.
    • Aparece sangre o pus en su orina o semen

    Llame al médico si tiene problemas de micción que han aparecido en el curso de unas pocas semanas. Si sus síntomas urinarios son leves y no le molestan demasiado piense en comentarlos a su médico en una visita rutinària. Solo deberá llamarle si sus síntomas cambian o empeoran.

  • Análisis y Diagnóstico

    Su médico querrá verificar que su problema urinario está provocado por la HBP y no por otra cosa. Esto se puede determinar con una revisión de su historia médica, un examen físico, un análisis de sangre y de orina.

    A menudo se llevan a cabo las siguientes pruebas:

    • Un examen rectal digital para comprobar el tamaño y firmeza de la próstata
    • Un análisis y cultivo de orina para detectar una posible infección del tracto urinario
    • Un análisis de antígeno prostático específico para descartar otra alteración de la próstata distinta de la HBP

    Si los síntomas son entre moderados y severos, se pueden realizar los siguientes análisis o estudios:

    • Un análisis de creatinina en sangre para determinar su función renal
    • Un análisis de orina residual postmiccional para determinar la cantidad de orina que queda en la vejiga tras la micción
    • Estudios para determinar la presión existente en la vejiga durante la micción
    • Una uroflujometria para medir la presión, la acomodación e incluso la capacidad de retener la orina.

    El médico también puede explorar su vejiga por medio de una ecografía, una radiografía o una TC. Generalmente, esto solo se hace si es necesario buscar otras causas para los síntomas de HBP.

  • TRATAMIENTO Y FÁRMACOS

    La HBP no se puede curar, así que el tratamiento básicamente se limita a reducir los síntomas. Depende de la gravedad de los síntomas, de cuántas molestias causen y de si existen complicaciones. Todo ello se determina por medio de un cuestionario estandarizado avalado por la Asociación Urológica Americana.

    Si los síntomas son leves, es posible que deba efectuar pequeños cambios en su estilo de vida, pero no necesitará medicación ni cirugía.

    Para síntomas entre moderados y severos, es posible que le prescriban medicación. También puede que le ofrezcan cirugía o terapias menos invasivas, como la terapia transuretral con microondas o la ablación transuretral con aguja.

  • PREVENCIÓN

    Aunque realmente no hay manera de prevenir la HBP, hay algunas formas de ayudar a reducir las consecuencias para su calidad de vida.

    • No se apresure a orinar.
    • Distribuya su ingesta de líquidos a lo largo del día y limite la ingesta de líquidos por la noche.
    • Si es posible, evite tomar medicamentos que empeoren sus síntomas.

This website contains general information about medical conditions and treatments. The information is not advice, and should not be treated as such. If you have any specific questions about any medical matter you should consult your doctor or other professional healthcare provider. Please see the medical disclaimer page for full details.